La función del cuidador

La función del cuidador

Necesitas paciencia y empatía para tener éxito como cuidador, pero no necesariamente experiencia médica. La mejor forma en la que puedes ayudar a tu ser querido es respondiendo a sus necesidades. Tal vez esas necesidades no siempre estén relacionadas con la salud.

¿Quién puede ser designado cuidador?

 

Si bien existen profesionales, la mayoría de los cuidadores son aquellas personas que deciden cuidar de un ser querido sin paga. Puede ser un miembro de la familia, un amigo o incluso un vecino que quiera aceptar la responsabilidad.

 

Si quieres agregar un cuidador a la cuenta de un miembro de Anthem, sigue estos pasos:

 

1. Inicia sesión en anthem.com.

2. Selecciona Perfil.

3. Selecciona Privacidad y acceso.

4. Selecciona Agregar un cuidador.

5. Completa y envía el formulario en línea.

¿Cuáles son las responsabilidades de un cuidador?

 

La persona a la que cuidas puede necesitar tu ayuda con las siguientes responsabilidades:

  • Obtener un poder legal, coordinar el seguro médico y manejar asuntos financieros y decisiones sobre el cuidado personal
  • Comunicarse con profesionales médicos sobre el cuidado médico
  • Completar tareas, como cocinar, limpiar y ocuparse del traslado
  • Necesidades personales que incluyen el cuidado personal, la higiene y la alimentación

¿Cómo se designa a una persona como cuidadora?

 

Tu ser querido debe cederte determinados privilegios legales como cuidador. Por ejemplo, te puede otorgar un poder legal para manejar asuntos personales. También puede otorgar permiso para que coordines con médicos con relación a sus necesidades médicas.

¿Puede un cuidador recibir una compensación?

 

Sí, muchos programas del gobierno permiten que miembros de la familia de personas con discapacidades reciban un pago por cuidarlas Tu ser querido puede designarte como asistente médico en el hogar. Luego puedes recibir una compensación por un compromiso a largo plazo si tienes que dejar de trabajar para proporcionar atención a domicilio de tiempo completo.

¿Estás listo para convertirte en cuidador?

 

La función del cuidador es gratificante y con frecuencia crea un vínculo como ningún otro y te da la confianza para enfrentar nuevos desafíos.