Organiza tus tareas diarias como cuidador

Organiza tus tareas diarias como cuidador

 

Maneja tus tareas diarias con un plan paso a paso que incluya registros y cronogramas. Simplificará mucho la experiencia de brindar cuidado.

 

Los tipos de tareas incluyen:

  • Administración de medicamentos: tener el control de todos los medicamentos que toma tu ser querido, junto con sus dosis y horarios correspondientes. Procura anotar los cambios en los medicamentos.
  • Higiene y cuidado personal de rutina: mantener un horario para estas tareas para asegurarte de que tu ser querido esté saludable y aseado. Con tantas cosas que hacer durante el día, puede ser fácil pasar por alto cosas, como cambiar la ropa de capa, afeitar o bañar.
  • Planificación de comidas: mantener un cronograma de comidas saludables regulares para garantizar que tu ser querido esté comiendo bien. Toma nota de todas las alergias y las pautas alimentarias recomendadas por el médico.
  • Planificación de citas: parte de tu función de cuidado puede incluir llevar a tu ser querido al médico, terapeuta o dentista. Usa un organizador personal o una aplicación de organización en tu teléfono para hacer un seguimiento de las consultas médicas.

     

Crear un equipo de cuidadores

 

Pide ayuda a amigos y familiares para lograr un equilibrio en tu función de cuidador. Crea horarios flexibles que permitan que otras personas puedan contribuir con el cuidado de tu ser querido. Escribe el nombre de los ayudantes responsables de una tarea ese día en el planificador diario o calendario. Comunícate con ellos el día anterior para asegurarte de que no lo olviden.

 

 

 

Prepararse para lo inesperado

 

Ten los contactos y números de emergencia a mano, ya sea para ti o para otros cuidadores.

 

También es útil tener una lista de situaciones que podrían ocurrir y los pasos a tomar en estos casos:

  • ¿Qué sucede si tu ser querido sale de la casa?
  • ¿Qué sucede si tu ser querido tiene una reacción adversa a un medicamento?
  • ¿Qué sucede si tu ser querido se cae?
     

 

 

Programa tiempo para ti

 

Es fácil olvidarte de tus propias necesidades al estar centrado en tu ser querido. Esto puede generar agotamiento en el cuidador. Por eso siempre debes intentar programar algún tiempo libre: un día o incluso unas pocas horas. Permite que otras personas te reemplacen en tus tareas de cuidado de tu ser querido durante un rato para que puedas tomarte el tiempo de cuidar de ti mismo.