Saltar al contenido principal
BIENESTAR Y COMUNIDAD

Vacunas contra el COVID-19: mitos y verdades 

24 de marzo de 2021

La vacunación contra el COVID-19 es segura* y altamente efectiva para prevenir el COVID-19. Estos son los mitos y verdades más comunes sobre las vacunas.

Mito: Las vacunas contra el COVID-19 se desarrollaron muy rápidamente. No son seguras.
Verdad: Las vacunas contra el COVID-19 autorizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en ingles) para el uso público han demostrado ser seguras y efectivas. Se sometieron a las mismas pruebas estrictas de laboratorio y grandes ensayos clínicos que otras vacunas, como la vacuna contra la gripe, la vacuna contra el tétanos y la vacuna contra la polio. Expertos independientes han revisado minuciosamente todos los datos para garantizar que las vacunas cumplan con los estándares de seguridad necesarios. Para obtener más información, puedes leer sobre el proceso de desarrollo y autorización de las vacunas o saber qué dicen los expertos médicos sobre la seguridad de las vacunas contra el COVID-19.

Mito: La vacuna puede infectarme de COVID-19.
Verdad: Las vacunas no pueden darte la enfermedad por el virus del COVID-19 porque no contienen el virus que causa el COVID-19. Puedes tener efectos secundarios, como fiebre, escalofríos o fatiga después de la vacunación. Esto es normal. Significa que tu cuerpo está respondiendo a la vacuna generando anticuerpos, pero no significa que tengas COVID-19.

Mito: Estaré completamente inmune al COVID-19 después de vacunarme. 
Verdad: Si bien las vacunas contra el COVID-19 son extremadamente efectivas, sigue existiendo una pequeña posibilidad de infección después de la vacunación. Las vacunas de Pfizer y Moderna tienen una efectividad de alrededor del 95% para prevenir la enfermedad por el virus del COVID-19 entre 7 y 10 días después de recibir la segunda dosis.

Mito: No tengo que usar nunca una mascarilla ni mantener distancia social después de vacunarme.
Verdad: Las pautas en constante cambio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) establecen que las personas que recibieron todas las dosis de la vacuna pueden reunirse en interiores sin usar mascarilla. También pueden reunirse con personas no vacunadas que vivan en otro domicilio siempre que las personas no vacunadas no tengan un mayor riesgo de infección. Sin embargo, en otras situaciones deberán seguir usando mascarilla, lavarse las manos con frecuencia y mantener distancia física hasta que alcancemos la inmunidad de rebaño y que el virus deje de propagarse. Asegúrate de cumplir con las pautas más recientes de los CDC y de tus autoridades sanitarias locales.

Mito: No tengo que vacunarme porque no estoy en riesgo.
Verdad: La vacunación podrá mantenerte y mantener a tu familia y tu comunidad saludables y protegidos. Los CDC recomiendan que la mayor cantidad de adultos elegibles que sea posible se vacune sin importar su riesgo de infección para detener la propagación y evitar más enfermedades y muertes causadas por el COVID-19. Todos necesitan protección contra el COVID-19, incluso los adultos jóvenes y saludables.  Cuanto más personas vacunadas haya, más difícil será que se propague el virus. Además, si ya tuviste COVID-19, no existe garantía de que no vuelvas a infectarte. Si estás embarazada, tienes alergias graves o tienes alguna inquietud sobre la vacuna, consulta con tu médico.

Mito: Puedo pagar para estar en una lista prioritaria para vacunarme.
Verdad: No puedes pagar para estar en una lista prioritaria para las vacunas. En este momento, el orden de distribución en la mayoría de las áreas se basa en tu riesgo de infección. Si alguien te pide dinero para ser colocado en una lista prioritaria para la vacunación, es probable que seas víctima de una estafa relacionada con la vacuna. Obtén más información sobre estafas con vacunas y cómo denunciarlas a las autoridades.

Mito: Las vacunas contienen sustancias sospechosas.
Verdad: Las vacunas contra el COVID-19 autorizadas por la FDA no contienen tejidos fetales, implantes, microchips, dispositivos de seguimiento ni nada que pueda cambiar tu ADN. Las vacunas de Pfizer y Moderna contienen RNAm, que genera la producción de anticuerpos y luego los descompone. Visita el sitio web de los CDC para obtener más información.

Mito: Puedes infectarte igualmente después de vacunarte, y esto demuestra que la vacuna no funciona.
Verdad: Si bien las vacunas contra el COVID-19 son muy efectivas para prevenir la infección, es cierto que existe un bajo riesgo de infección. Sin embargo, si te infectas de COVID-19 después de ser vacunado, las vacunas igualmente pueden ayudarte a reducir la gravedad de los síntomas. Los síntomas más leves de las personas infectadas significarán menos hospitalizaciones y muertes provocadas por el COVID-19.

Mito: Recibir las vacunas actuales no me protegerá contra las nuevas cepas de COVID-19.
Verdad: La información actual muestra que las vacunas autorizadas por la FDA siguen siendo efectivas para proteger a las personas de las cepas de COVID-19 que están circulando actualmente. Además, incluso si te infectas con una nueva cepa de COVID-19, las vacunas actuales pueden ayudarte a reducir la gravedad de tus síntomas. Si fuera necesario, se pueden desarrollar y distribuir refuerzos para la vacuna con el tiempo para combatir las nuevas cepas de COVID-19.

Mito: Las vacunas solo recibieron una autorización de uso de emergencia (EUA) de la FDA, y esto significa que no se sometieron a todas las pruebas y procesos de revisión.
Verdad: Una EUA ayuda a suministrar nuevos productos médicos durante una emergencia de salud pública a través de un proceso acelerado. Sin embargo, para que una vacuna reciba una EUA, el fabricante debe realizar ensayos clínicos y presentar datos clínicos, no clínicos y de fabricación reunidos en el proceso de desarrollo y prueba. Los científicos de la FDA, así como científicos independientes y expertos en salud pública, revisan los datos de seguridad y efectividad antes de decidir si los posibles beneficios de un producto superan a los posibles riesgos. Las vacunas que reciben una EUA fueron sometidas a pruebas rigurosas y examinadas por expertos.

Mantente informado
Es importante conocer las verdades sobre el COVID-19 y las vacunas, como cuándo podrías ser elegible para recibir una. Para acceder a más actualizaciones y obtener información, visita nuestro centro de recursos relacionados con el coronavirus.

*Limitación de responsabilidad: Visita el sitio web de los CDC para obtener más información sobre la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson, como información sobre una muy pequeña cantidad de informes de coágulos de sangre poco usuales y severos que aparecieron en personas que recibieron la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson. No se informaron coágulos de sangre similares asociados con las vacunas de Pfizer y Moderna. Si tienes preguntas sobre las vacunas contra el COVID-19, consulta con tu médico.

Fuente:
Sitio web de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU.: fda.gov
Sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades: cdc.gov
Sitio de la Organización Mundial de la Salud: who.int


Bienestar y comunidad
Los diferentes tipos de pruebas de COVID-19 
23 de marzo de 2021
Bienestar y comunidad
Vacunas contra el COVID-19: estafas, fraude y abuso
24 de marzo de 2021
Bienestar y comunidad
¿Qué dicen los expertos sobre la vacuna?
10 de febrero de 2021
Mantente informado con estos recursos y conoce lo último sobre el COVID-19, especialmente si estás pensando en viajar.